Distinguidos y lujosos hospedajes por la historia

Afortunadamente para los viajeros más exigentes, Florida es rica en historia y lujo. Los hoteleros pioneros de antaño como Henry Flagler y George Merrick construyeron majestuosos y eternos complejos que han resistido la prueba del tiempo – estas joyas de elegancia y sofisticación refinada son conocidos como Las Grandes Damas de Florida. Las personas que deseen escapar de vuelta la época del Gatsby o la edad del jazz, pero aun así disfrutar de las comodidades de lujo moderno, los hoteles legendarios de la Florida siguen dando la bienvenida a los dignatarios internacionales y celebridades de renombre mundial proporcionándoles servicios de primera clase y un trato inigualable.

Casa Monica Hotel

 

       Viaja como Rey o Reina en Casa Monica, St. Augustine

La ciudad de St. Augustine, Florida, tiene la distinción única de ser el asentamiento europeo habitado más antiguo en los Estados Unidos, un gran honor cultural que Casa Monica Hotel ha conservado desde su reapertura nuevamente en 1888. Este majestuoso hotel es miembro de la Fundación Nacional de Hoteles Históricos de América, completamente renovado por Richard C. Kessler.

El hotel con estilo del renacimiento árabe tiene balcones intrincados, una entrada arqueada para carruajes, azulejos italianos pintados a mano, cinco suites muy elegantes y un techo de tejas rojas.
El vestíbulo tiene arcos de oro pintados a mano y tapices españoles que les recuerdan a los visitantes sobre los primeros pobladores de la ciudad.

Esta influencia es llevada a través de las 138 habitaciones, cada una equipada con muebles al estilo español, camas de hierro forjadas con dosel, mesas de caoba y sillones de mimbre.  En el corazón de cada Hotel Kessler Collection está la celebración del espíritu artístico. Rodeada de la inspiración cultural y creativa del destino, Casa Monica es hogar de una obra maestra – la magnífica Grand Bohemian Gallery.  Este hotel está literalmente adaptado para la realeza, incluso con el Rey y la Reina de España como huéspedes anteriores. El ex presidente Bill Clinton se quedó aquí, al igual que celebridades como John Travolta, Courtney Cox, Ray Liota y Angela Basset. El arzobispo Desmond Tutu, ganador del Premio Nobel de la Paz, también fue huésped del Casa Monica.

 

the-br

Para lujos y grandezas nada mejor que The Breakers, Palm Beach

Hay un estilo de vida icónico asociado con el Hotel The Breakers en Palm Beach que tiene mucho que ver con su rico patrimonio como con su magnífico diseño italiano, instalaciones de primera clase y alrededores revitalizados. En un mundo obsesionado con lo nuevo, lo que sigue, el hotel con 120 años de existencia en Palm Beach sin duda cumple con todas las exigencias.

El hotel abrió sus puertas en 1896, en el apogeo de la época dorada. Sí, es Florida, pero fácilmente podría hacerse pasar por las colinas de la Toscana con una fachada que imita la Villa Medici del siglo 16 en las afueras de Roma y la fuente afuera de la puerta de entrada que tomó como modelo uno de los jardines de Boboli de Florencia.

Hoy en día dentro del hotel principal, encontrarás una experiencia de hotel boutique única en Flagler Club, que ofrece una colección privada de habitaciones y suites diseñadas con todos los conforts que los huéspedes tengan en mente. Supervisado por un equipo dedicado, el recientemente rediseñado Flagler Club ofrece a sus huéspedes una experiencia lujosa más íntima y extraordinaria, que ofrece lo último en servicio personalizado y el máximo en unas modernas instalaciones. Al menos seis presidentes estadounidenses se han quedado en el Breakers al igual que una gran cantidad de celebridades como Usher, Cameron Díaz, Gwen Stefani, Elton John, Pitbull, Channing Tatum, Sofía Vergara y Reese Whitherspoon. Pero es la propia personalidad del lugar lo que realmente lo distingue.

 

Biltmore 18th Green Golf

Un favorito entre las estrellas de Hollywood The Biltmore Hotel, Coral Gables

El más glamoroso de los hoteles lujosos construidos en 1926 fue el Biltmore Hotel en Coral Gables, el cuál abrió ese año para las estrellas del cine, la realeza y los americanos más ricos. Imagina un lugar de ensueño completamente puesto con columnas y pisos de mármol, accesorios de vidrio, muebles de caoba tallados y espectaculares jardines.

 

The Biltmore es un ícono de la era del Jazz. Uno de los resorts que estuvo de moda en todo el país, atendiendo a la realeza de Europa y las estrellas de Hollywood. Los duques de Windsor, Ginger Rogers, Judy Garland y Bing Crosby eran huéspedes frecuentes. De hecho, todos los que eran reconocidos – desde políticos como el presidente Franklin D. Roosevelt a notorios gánsteres como Al Capone – se quedaron en The Biltmore, donde disfrutaron desfiles de moda, bailes de gala, espectáculos acuáticos en la gigantesca piscina, bodas elaboradas y torneos de golf de clase mundial.

Enero del 2016 marcó el aniversario número 90 del legendario hotel Biltmore – hoy en día sigue siendo uno de los resorts más de moda del país ofreciendo 273 habitaciones, incluyendo 133 suites con una atmósfera de arquitectura mediterránea, elegancia tradicional y vistas del horizonte de la ciudad, el campo de golf y la gran piscina.  Celebridades como Luis Miguel, Christina Aguilera, Lucero, Gisselle, Alejandra Guzmán, Jamie Foxx, Johnny Depp, Andy Garcia, Carolina Herrera y Antonio Banderas han disfrutado en la histórica joya.

Se encuentra a poca distancia de las tiendas y restaurantes del aclamado Miracle Mile en Coral Gables y situado cerca de las tiendas de lujo en Merrick Park. Tiene cinco experiencias culinarias que incluyen al galardonado Palma de Oro, reconocido por Zagat como uno de los mejores restaurantes en el país; Fontana, un restaurante italiano tradicional. The Biltmore Golf Course es un campo de golf de 18 hoyos, diseñado en 1925 por el legendario arquitecto Donald Ross.

tpasr_phototour60

 

       Los visitantes pueden crear su propia versión de Jay Gatsby and Daisy Buchanan’s en The Vinoy Renaissance, St. Petersburg

 

Como una escena de “The Great Gatsby,” la champaña fluyó y la pista de baile estaba llena de mujeres con vestidos de charnela y de hombres con corbata negra cuando lo que es ahora el Magnuson Hotel & Golf Club abrió en las orillas de la Bahía de Tampa en 1925. Comenzó con una apuesta; el resto, como dicen, es historia. Desde el momento en que abrió hasta su encarnación actual ha sido uno de los resorts frente al mar más espectaculares de San Petersburgo, este tesoro todavía impresiona por su elevada calidad, junto con una gran capacidad de sobrevivir 85 años. The Vinoy Renaissance St. Petersburg Resort & Golf Club ha sido– y siempre será – un lugar para relajarse, jugar, complacer y saborear la buena vida.

Hoy en día, los huéspedes pueden disfrutar de una experiencia de lujo sin lugar a dudas. El hotel está cerca de las atracciones más populares de la zona, como el Museo de Salvador Dalí, el Centro de Artes Morean, Tropicana Field y una gran variedad de playas de Florida. Las habitaciones cuentan con una decoración elegante, baños de mármol amplios, lujosa ropa de cama y TV LCD. El Renaissance es también el hogar de cinco famosos restaurantes, un spa de servicio completo, un hermoso campo de golf de 18 hoyos, gimnasio ultramoderno, reluciente piscina al aire libre y más de 40.000 pies cuadrados de espacio para bodas, recepciones, banquetes y conferencias.

 

VSPC2014-D4-DonSailboat-0008_R

       Juega en el Castillo Rosa de Florida Don Cesar Hotel, St. Pete Beach

No hay ninguna duda sobre el Loews Don CeSar Hotel, un histórico lugar en St. Pete Beach. Conocido como el Castillo Rosa de Florida cuando abrió nuevamente en 1928, este hotel de diez pisos se encuentra en una isla del Golfo de México y ha hospedado a F. Scott Fitzgerald, Al Capone y Lou Gehrig, entre otras personalidades notables. La arquitectura mediterránea y árabe, la fachada del color de un algodón de azúcar y los alrededores tropicales contrastan en contra del cielo azul de Florida.

 

Los techos altos y mobiliario de calidad son sólo algunos de los detalles fascinantes de este complejo de 277 habitaciones, algunas de ellas con vistas al Golfo de México o a la Bahía de Boca Ciega. Fácil acceso a la playa, servicio de transporte de golf, dos piscinas, un gimnasio de servicio completo con spa, actividades para niños y deportes acuáticos. Incluso sirvió como un campo de entrenamiento para Yankees de Nueva York. La lista de atracciones en el Loews Don Cesar Hotel es interminable y tan memorable como la grandiosa fachada color rosa del edificio.