La etiqueta y cortesías durante un viaje

Al viajar necesariamente nos desplazaremos de nuestro punto de partida  hacia nuestro destino y muy probablemente nos traslademos por autobús o avión, durante nuestro trayecto habremos de compartir un espacio común durante algunos minutos quizás horas con un grupo de desconocidos, con el fin de que el viaje no comience convirtiéndose en una terrible experiencia  y hacer el trayecto más afable para ti aquellos que te rodean  ponemos a su consideración cuna serie de normas básicas de civilidad que rayan hasta en el sentido común que como muchos sabemos muchas veces es el menos común de los sentidos.

En temporadas altas las terminales aéreas y de autobuses suelen saturarse por lo que te recomendamos anticipar tu llegada con por lo menos un par de horas, tres inclusive si es un vuelo internacional, es muy probable que encuentres largas filas para documentar tu equipaje, procura llevar listo tu pase de abordar, si viajas con alguien más que encontraras en la terminal evita apartar lugares en la fila, lleguen el grupo o la familia juntos para hacer la fila o reúnanse en la sala de abordar.

Antes de llegar al filtro pon en tu mochila de mano cinturón, cartera, monedas, pluma y todo accesorio que te debas quitar, esto hará tu ingreso al área de salas realmente ágil.

Una vez a bordo del autobús o del avión pon tu teléfono en modo vibrador, si comienzas una charla con un acompañante mantén un volumen de conversación moderado, recuerda que no viajan solos, tal vez quieras iniciar una conversación con el pasajero de a lado, si este tiene puestos los audífonos o un libro entre manos es una clara señal de que no desea platicar, otra pista  de que no desea hablar es que tu interlocutor te responda con monosílabas o palabras cortantes, deja de hostigarlo.

Si eres tú quien escucha música es imprescindible que lleves puestos los audífonos a un volumen bajo/medio, créeme no todo el mundo comparte tu exquisito gusto musical.

O bien quizás eres tu quien no desea conversar, no hay que ser groseros, basta con indicarle de forma cortes que deseas descansar o no deseas charlar.

Se vale llevar a bordo un dulce, galletas, un chocolate o algo para masticar siempre y cuando levantes tu basura y dejes limpio el espacio, lo que si no es de Dios es subir una hamburguesa, unos tacos, o una  torta ahogada, ni nada por el estilo, nadie a bordo salvo tu va a disfrutar el sufrido aroma de esos deliciosos platillos.

Si te levantas de tu asiento no lo hagas jalando el asiento de adelante, es muy molesto, si cruzas la pierna (y si el espacio lo permite) evita patear el asiento de adelante, no te explayes en el asiento ni subas los pies a los mismos aún si estos van vacíos, el calzado daña  la tela de los mismos.

Si viajas solo tal vez alguien te pida cambiar el asiento para viajar con su amigo o familia, vamos no pasa nada hazlo

Evita quitarte el calzado, (Salvo que sea un viaje de más de 6 horas) viaja bañado y con desodorante puesto, no te cortes las uñas.

Si llevas el pelo largo no lo dejes caer sobre el respaldo, salvo que tenga una fijación o trastorno el pasajero de atrás  no desea estar viendo una morusa de cabellos frente a él.

Se educado en todo momento con los asistentes del vuelo recuerda que tienen que tratar con decenas de personas.

Al llegar a tu destino espera pacientemente para bajar del autobús o el avión, evita empujar, no eres el único que tiene prisa.

Una vez instalado en la habitación de tu hotel

Las toallas deben de quedar colgadas o sobre el piso del baño si deseas que las cambien diario y eres un inconsciente ambiental, no dejes las toallas húmedas y enrolladas sobre la cama está de más decir que ahí vas a dormir.

La ropa sucia mantenla en un solo sitio no regada por toda la habitación, el personal de asistencia en las habitaciones esta para mantenerla limpia y tendida la cama no para levantar tu desorden.

Fumar en una habitación aún en las que están destinadas para esto es de muy mal gusto, el olor puede percibirse no solo en la habitación también en las áreas comunes, busca un espacio abierto permitido para dar rienda suelta a tu necesidad de nicotina.

Evita hacer ruido exagerado dentro de tu habitación recuerda que tienes vecinos a tu alrededor.

Las batas, secadora, toallas, almohadas y vasos de la habitación no son recuerdos, además que  la ausencia de estos se verá reflejado en los cargos de tu factura.

En los hoteles con desayuno o todo incluido sírvete solo aquello que te vayas a comer el hecho de pagar los alimentos no es sinónimo de tener oportunidad de desperdiciar, se ve terrible cuando una persona va con un plato rebozando de comida y peor aun cuando este se queda con grandes porciones de comida sobre la mesa.

En hoteles de Playa  es muy común ponerse ropa sumamente cómoda, sin embargo siempre al ingresar al restaurante hay un código de vestimenta  mismo que hay que revisar en el reglamento del mismo, en ningún caso se debe ingresar descalzo con el traje de baño casi destilando agua.

Por último las propinas son básicas para las mucamas, botones y personal de los bares, es parte de su ingreso por favor considéralas siempre.

Feliz Viaje